SE ACABÓ. PRADA PROPONE

prada1

Se acabó. No más ombligos al aire, ni más medias rotas. No más vaqueros desgarrados. Ni raíces negras, ni cabezas rapadas. Ni falsos tatuajes, ni lencería para la calle, ni camisetas con agujeros. Nunca más tener veinte años para toda la vida.

Leer el resto de esta entrada »


FESTIVAL ERÓTICO

El imaginario colectivo está plagado de figuras que, de manera recurrente, saltan a las páginas y pasarelas de moda un año sí y otro también.

Se han inspirado miles de desfiles y publicado miles de editoriales con modelos emulando ser Audrie Hepburn en desayuno con diamantes, con mujeres que imitan bien la caída de ojos de Marilyn Monroe (más de una vez le ha tocado a Scarlett Johansson), que hablan de la fuerza del estilo de Katherine Hepburn con fotografías de chicas que, sin tener la personalidad de ella, van ataviadas con pantalones anchos y zapatos planos, otras vestidas como ese ángel azul que interpretara Marlene Dietrich, imitando a Coco Chanel, a Brigitte Bardot, a Grace Kelly y a otras tantas consideradas iconos de moda pero que siempre son las mismas.

Pero hay una serie de iconos, no sé si denominarla categoría, que como punto de inspiración me divierte, no tanto por diferente, sino por la audacia que requiere el trabajo para que el resultado no termine resultando vulgar, son protagonistas de algunas de las mejores películas eróticas de todos los tiempos, posiblemente ya denominadas clásicos en su género, que no han perdido ni un ápice de encanto, modernidad, atrevimiento y belleza estética.

Cuando me encuentro con un desfile o un editorial de este tipo suele venir firmada por las grandes estilistas o diseñadores del mundo. Esta evidencia refrenda mi teoría sobre la dificultad que entraña enfrentarse a este tipo de género.

Las musas eróticas más repetidas son:

Sylvia Christel en Emmanuel, con sus ojos smoke, su pelo setenta, la gran silla de mimbre y una estola tapando su absoluta desnudez

Aquí una editorial de Vogue París de marzo de 2011, el último Vogue de Carine Roitfeld

Charlotte Ramping en Portero de Noche con la característica gorra de plato militar

Y dándole réplica la colección de Marc Jacobs para Louis Vuitton otoño/invierno 2011-2012, con porteros incluidos

Catherine Deneuve en Belle de Jour, a pesar, o mejor aún, gracias a esa ropa interior tan poco erótica

Y una editorial, entre tantas, de Vogue España 2012

Otra imagen potente, la del cartel de la película Lolita

Y al otro lado del ring, Kate Moss en una fotografía de Ellen von Unwerth de 1992

Otra joya, Kim Basinger en Nueve Semanas y Media y su maravilloso streptease

Y su saga de imitadoras, entre otras Paulina Papierska en la portada de Vogue Italia

Y termino con Miss Robinson, Anne Bancroft, en El Graduado, ella, sus trajes de chiffon y sus abrigos de print animal

Y una número uno en cuestiones de estilismo, la gran Giovanna Bataglia

Un punto y aparte merece Soñadores y el triángulo amoroso compuesto por Michael Pitt, Eva Green y Louis Garrel

Y sus tres actores convertidos en protagonistas de moda

Michael Pitt para Prada

Eva Green para Dior

Y Louis Garrel para Hedi Slimane

Después de este repaso estilístico, lo que toca es elegir una de ellas y lanzarse a una tarde de película erótico-festiva.

Sincerely. Adela Leonsegui*


MEZCLAR

Una de las grandes revoluciones en la manera de vestir de los años setenta fue la descoordinación. En esa década se abrió la veda y la juventud empezó a utilizar piezas individuales que combinaba a su manera, algo que ahora nos parece absolutamente natural, para demostrar su personalidad.

Miu Miu o/i 2012-2013

Prada o/i 2012-2013

Miu Miu o/i 2012-2013

Desde entonces la mezcla de materiales, estampados o colores, es decir, la incorrección estética, se ha convertido en el reto de estilo que mejor gusto requiere para que funcione, pues para que dos tejidos aparentemente sin química resulten un tándem perfecto, detrás hay una maestría fuera de dudas.

Prada o/i 2012-2013

Miu Miu o/i 2012-2013

Prada o/i 2012-2013

Miu Miu o/i 2012-2013

La maestra, Miuccia Prada, lanzó para este invierno el más difícil todavía, no sólo ha mezclado estampados sino que se los ha traído directamente de los setenta y aún así ha hecho diana tanto en Miu Miu como en Prada.

Miu Miu 2012-2013

Prada o/i 2012-2013

Prada o/i 2012-2013

Miu Miu o/i 2012-2013

Tener buen gusto es conseguir que algo que no lo era, se convierta en digno, hermoso,  apetecible y deseable.

Sincerely. Adela Leonsegui*


¿CÓMO ME LA MARAVILLARÍA YO?

Pues eso, que cómo me la maravillaría yo para conseguir esta colección de zapatos y bolsos de Prada tan bestial.

Por los zapatos… muero

Por los bolsos…mato

Tras muchas cavilaciones, sólo tengo tres opciones:

1.- Gastar menos

2.- Ganar más

3.- O como hizo Lola Flores, pedir una peseta a cada español

I love it!

Sincerely. Adela Leonsegui


TODOS A PARÍS

Hoy nos vamos de Milán a París… caminando con zapatos

de Prada

de Versace

de dolce&gabbana 

y de Gucci

Sincerely. Adela Leonsegui*


LOS ARCHIBALD DE PRADA

Empieza el desfile de Prada y me parece que todos se llaman Archibald, nombre de hombres valientes y audaces que gobernaban el mundo…, o algo así. Una parodia del poder masculino, así define Miuccia “Il Palazzo”, el desfile de Prada hombre para el próximo otoño/invierno 2012-2013.

Gabardinas y abrigos estampados como las batas de los ricos o las corbatas de los pobres (comparados con los tan tan ricos), espectaculares los zapatos bicolor, bestiales los cuellos de las camisas y los de pelo de los abrigos, las gafas redonditas, los detalles de flores, condecoraciones y pañuelos que animan los sastres diplomáticos de corte cruzado y un despliegue de estrellas, por si el desfile tenía posibilidades de pasar desapercibido, como Tim Roth, Gary Oldman, Adrien Brody, Jamie Bell o Willem Defoe.

Magistral y rematadamente bello.

Sincerely. Adela Leonsegui*