LA PLAYA DE MI AMOR

Soy playera, cantando como cantaba Antonio Molina que era minero.

Soy playera de playas salvajes y urbanas.

Playera de día, de silla, toalla y paseos por la orilla.

Playera de tarde, de puestas de sol con sal en la piel.

Playera con amigos en esos días que parece que no acabarán nunca

Y playera en la tranquilidad de aquellos otros que te avisan la llegada del otoño.

Soy playera hasta la médula, incluso hubo un tiempo lejano en que me creí sirena.

Sincerely. Adela Leonsegui*