PUES SÍ, PUES SÍ

Pues sí, yo también sé hacerlo muy bien, decir a los demás cómo gestionar su casa, sus cosas y sus casos.

Pues ¿qué dificultad tiene eso? si yo me hubiera arriesgado, que no lo hice, te digo que te arriesgues; si yo no lo hubiera hecho, que lo hice, te diré que no lo hagas; si me hubiera encantado irme y me quedé, te diré que te vayas; si lo que hubiera querido hacer me dio pánico, te diré que no hagas lo que yo hice, haz lo que yo habría hecho si se planteara la oportunidad otra vez.

Pues sí, es fácil hablar desde fuera, mucho más que actuar desde dentro, porque desde dentro interactúan demasiados condicionantes, entre otros, los miedos, los prejuicios, la economía… a la que los demás nunca ven como impedimentos, sino como algo a vencer, en cambio tú lo ves como una pared insalvable que hace que te quedes al otro lado.

Pues esta es la realidad, los que se quedan se quedan y los que se lanzan se van, no sabemos dónde, ni si llegarán, si se pierden algo o si lo ganarán todo, lo cierto es que siempre es más fácil alentar a los demás.

Pues ¿qué hubiera sido de nosotros sin esa gente que sólo miró para afuera, no preguntó, ni se preguntó y tomó un camino que, cualquiera desde fuera, le hubiera dicho que tomara?

Pues tengo en mis manos un tesoro maravilloso de alguien que está al otro lado de la pared.

Pues no es capaz de ver más allá y si yo fuera ella, ahora, me hubiera arriesgado, hubiera hecho y me hubiera ido.

Pues sí Marta, estas ilustraciones son buenas, muy muy buenas, y si no es por avaricia, que sea por generosidad, compártelas o tendré que hacerlo yo.

Sincerely. Adela Leonsegui*