SONRÍA AL FOTÓGRAFO

Helmut Newton. Berlín 1920-2004. Fetichismo, pornografía, erotismo, lujo, glamour, pero eso no es todo, también hay que hablar de meticulosidad, planeamiento y detalle. Hay quien lo considera el mejor fotógrafo del mundo. Enemigo del estudio, procurando fotografiar siempre en entornos cotidianos, absolutamente obsesionado con la mujer, los tacones, la desnudez a la que liberó del cutre-porno, colocándola cerca de la elegancia y el dinero, para ejemplo el libro SUMO, recopilatorio de su trabajo, el libro más caro de la historia de la fotografía.

Richard Avedon. Nueva York 1923-2004. El retrato psicológico exento de adornos era su gran fuerte. Consiguió que las modelos se expresaran ante la cámara con total libertad, aunque su especialidad era agotar a la persona que retrataba con sesiones de hasta cuatro horas. La escena: casi siempre con fondo liso para evitar distracciones. Una parte importante de su obra la dedicó a hacer protesta contra la guerra de Vietnam, pero otra se centró en personajes como Truman Capote, Henry Miller, Humphrey Bogart, Marilyn Monroe, Groucho Marx y a las super modelos que posaban para Dior, como Dovima.

Peter Lindbergh. Lissa, Polonia, 1944. El fotógrafo de las top-models, o sea: Christy Turlington, Naomi Campbell, Linda Evangelista, Cindy Crawford, Stephanie Seymur y Tatjana Patitz. Convierte en oro todo lo que toca o todo lo que toca ya es oro… Su musa entre las musas, Linda Evangelista.

Mario Testino. Perú 1954. El fotógrafo del lujo y la realeza. Consiguió en una sesión de fotos hacer de Lady Di la mujer bella que todos recordamos, quitándonos de la memoria a la chica rancia que se casó con Carlos de Inglaterra. Fotógrafo de la alta costura y de la élite social: Kate Moss, su favorita, la familia Pitt-Jolie, Madonna, los Casiraghi  y una larga lista de celebrities que, muy posiblemente, le hayan ayudado a impulsar su carrera.

Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin. Amsterdam 1963 y 1961. La pareja experimental de la fotografía de moda. La androginia, el surrealismo o el erotismo son mundos en los que se mueven con soltura. Son la nueva generación, aún no se ha escrito su historia.

Son sólo algunos, pero es un recorrido significativo por la fotografía de moda. Me dejo a muchos, Man Ray, Annie Leibovitz, William Klein,… pero es imposible resumir en este espacio los años de fotografía de moda de todas las revistas.

Sincerely. Adela Leonsegui*


CARINE A QATAR

Julia Restoin Roitfeld

La hija. Estudió en La Parson’s School de Nueva York y es capaz de hacer de modelo, actriz, productora y, ahora, mamá de una niña con su pareja Robert Konjic, un guapo modelo del que dejo foto, aunque no texto.

Robert Konjic

Vladimir Restoin Roitfeld

El hijo. Tras estudiar en la University of Souther California School of Cinematic Arts y trabajar en la Paramount, se pasó al mundo del arte como comerciante y curador. Ha trabajado como modelo ocasional, entre otras en una campaña de Mango, junto a su hermana Julia. Su padrino es Mario Testino y su novia Giovanna Bataglia.

Giovanna Bataglia 

La nuera. Ex modelo, editora de moda de L’Umo Vogue y una de las mujeres más fotografiadas en blogs de moda, en especial por Scott Schuman para The Sartorialist.

Con Mario Testino

Con Tom Ford

Con Karl Lagerfeld

Los amigos: Durante años ha trabajado con el fotógrafo Mario Testino con quien se convirtió en una de las mejores estilistas de moda. Consultora y musa de Tom Ford en Gucci e Yves Saint Laurent, es bien conocido el gusto de ambos por el porno-chic. Estilista en la última campaña de Chanel que ha fotografiado el mismísimo Karl Lagerfeld. Además ha colaborado con firmas como Missoni o Calvin Klein.

Christian Restoin

La pareja. Fundador de la firma Equipment, esas camisas masculina hechas para mujeres inspiradas en las estrellas de cine de los años 50. La camisa Equipment fue relanzada en la primavera de 2010 gracias a Serge Azria y, como ocurrió en los 70, se ha convertido en icono de moda.

Carine Roitfeld

Ella. Es conocida por haber sido modelo, estilista en la edición francesa de la revista Elle y durante 10 años directora de Vogue París. Desde esta posición colocó a Tom Ford al frente de Gucci e Yves Saint Lauren. Desde que dejó su puesto se ha dedicado al networking, esto es, a hacer agenda y relacionarse con quien se tiene que relacionar, entre otros, con Mondino o Ricardo Tisci (Givenchy).

No es de las que más se ríe en las fotos pero ahora, que afronta nuevos retos, entre otros un libro (Irreverent) y una revista, es lógico que se la vea así. Esta ha sido la presentación del libro:

Las cosas se mueven, ahora que la sociedad Mayhoola for Investments S.P.C, participada por la familia real de Qatar, ha comprado Valentino Fashion Group SpA, Qatar se está convirtiendo en nueva sede de marcas de lujo: ya posee los almacenes Harrod’s, participaciones en Porsche y la marca Gianfranco Ferre, esta última comprada por Dubai Paris Group, así que es posible que estemos asistiendo al nacimiento de un nuevo poder en el mundo del lujo mundial en el que Carine podría ser una muy buena aliada.

Sincerely. Adela Leonsegui*