LA LECCIÓN DE VALENTINO

La gran verdad es que la alta costura es una cuestión de calidad. Un ojo avizor puede copiar patrones de alta costura, mejor o peor, pero los puede copiar. Una buena mano es capaz de ejecutar con una precisión matemática un diseño vraiment compliqué de alta costura. Ahora, si un tejido es malo sólo se consigue que parezca de alta costura con photoshop.

Valentino, bueno Pier Paolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri, ha dado la gran lección de la Haute Couture: calidad de tejidos, muy buen patronaje y costura… no sé si me explico.

Sincerely. Adela Leonsegui*