OCHENTA MUSAS DE GAULTIER

La década de los ochenta, hablo a nivel mundial y no de la movida madrileña, es la de los yuppies, el culto al cuerpo, el lujo ostentoso casi hortera, el consumismo, la cirugía estética, la cocaína, el moreno absurdo y la ambición, pero también es la década en que la mujer, de manera generalizada, dejó de ser un mero complemento del hombre y pasó a tener su propia identidad, su propio dinero e incluso sus propios puestos directivos.

Se notó en el ámbito financiero, empresarial, en la manera de vestir y en las muchas y diversas divas del pop que surcaron, algunas todavía lo hacen, las ondas radiofónicas:

La andrógina Grace Jones, con su pelo peinado a cepillo

La angulosa y cambiante Annie Lenox

La provocadora Madonna, su like a virgin

y su corpiño, aunque la gira fue en 1990

La exótica, elegante y femenina Sade

La incombustible Jean Birkin

Las llamativas y combinadas Agnetha y Frida (ABBA)

La discutida Amanda Lear, en persona

Y algunos sorprendentes hombres:

El confuso Boy George

El ambiguo Ziggy Stardust (David Bowie)

Y el inquietante Michael Jackson.

No sé bien si Jean Paul Gaultier ha querido hacer una performace, un teatro o simplemente un homenaje a sus deliciosos ochenta y a sus muchas musas, en cualquier caso el resultado es de lo más evocador.

Sincerely. Adela Leonsegui*


SONRÍA AL FOTÓGRAFO

Helmut Newton. Berlín 1920-2004. Fetichismo, pornografía, erotismo, lujo, glamour, pero eso no es todo, también hay que hablar de meticulosidad, planeamiento y detalle. Hay quien lo considera el mejor fotógrafo del mundo. Enemigo del estudio, procurando fotografiar siempre en entornos cotidianos, absolutamente obsesionado con la mujer, los tacones, la desnudez a la que liberó del cutre-porno, colocándola cerca de la elegancia y el dinero, para ejemplo el libro SUMO, recopilatorio de su trabajo, el libro más caro de la historia de la fotografía.

Richard Avedon. Nueva York 1923-2004. El retrato psicológico exento de adornos era su gran fuerte. Consiguió que las modelos se expresaran ante la cámara con total libertad, aunque su especialidad era agotar a la persona que retrataba con sesiones de hasta cuatro horas. La escena: casi siempre con fondo liso para evitar distracciones. Una parte importante de su obra la dedicó a hacer protesta contra la guerra de Vietnam, pero otra se centró en personajes como Truman Capote, Henry Miller, Humphrey Bogart, Marilyn Monroe, Groucho Marx y a las super modelos que posaban para Dior, como Dovima.

Peter Lindbergh. Lissa, Polonia, 1944. El fotógrafo de las top-models, o sea: Christy Turlington, Naomi Campbell, Linda Evangelista, Cindy Crawford, Stephanie Seymur y Tatjana Patitz. Convierte en oro todo lo que toca o todo lo que toca ya es oro… Su musa entre las musas, Linda Evangelista.

Mario Testino. Perú 1954. El fotógrafo del lujo y la realeza. Consiguió en una sesión de fotos hacer de Lady Di la mujer bella que todos recordamos, quitándonos de la memoria a la chica rancia que se casó con Carlos de Inglaterra. Fotógrafo de la alta costura y de la élite social: Kate Moss, su favorita, la familia Pitt-Jolie, Madonna, los Casiraghi  y una larga lista de celebrities que, muy posiblemente, le hayan ayudado a impulsar su carrera.

Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin. Amsterdam 1963 y 1961. La pareja experimental de la fotografía de moda. La androginia, el surrealismo o el erotismo son mundos en los que se mueven con soltura. Son la nueva generación, aún no se ha escrito su historia.

Son sólo algunos, pero es un recorrido significativo por la fotografía de moda. Me dejo a muchos, Man Ray, Annie Leibovitz, William Klein,… pero es imposible resumir en este espacio los años de fotografía de moda de todas las revistas.

Sincerely. Adela Leonsegui*


MÍRATE EN TU ESPEJO

Madonna saca hoy disco nuevo. Sí, ya sé que me pongo muy pesada con Madonna, pero es que cuando ella mueve un dedo, al mismo tiempo se mueven millones… de dedos, pies, bocas, dólares y euros.

Pero no hablaré del disco, porque aún no lo he escuchado, quiero hablar de algo que  llama la atención viendo fotografías antiguas y nuevas de la diva, la camaleónica Madonna se mimetiza con sus parejas. Está claro que, además de la cirugía, ella lo llama ejercicio y dieta, su estética ha evolucionado de manera muy favorable a lo largo del tiempo y de sus hombres:

Cutre con Sean Penn

Sado con Carlos León

Pija con Guy Ritchie

Casi casual con Brahim Zaibat

Eso pasa. Se dice que las parejas, al tiempo, terminan o pareciéndose, igual que los dueños y sus perros, o separándose. Es verdad que si dos no tienen aficiones, opiniones y lugares comunes, difícilmente pueden llevar bien una relación, pero tu pareja no debe ser tu espejo y en el caso de esta mujer observo que utiliza su imagen para hacer que sus parejas se sientan cómodas con ella.

Se trata a sí misma como una Barbie, hoy me disfrazo de esto y mañana de lo otro, pero al final, como pasa siempre, la personalidad sale y la cosa no funciona.

No se puede fingir toda la vida lo que uno no es y, como dice mi amiga Desiree, podrán sacar a la niña del pueblo, pero nunca al pueblo de la niña, lo tuyo sale y cuando sale, salió.

Sincerely. Adela Leonsegui*


SUPER MADONNA EN LA SUPER BOWL

Madonna de Riccardo Tisci para Givenchy.

La reina del pop monta un mini concierto en la Super Bowl… igual que he dicho en otras ocasiones ¿y yo por qué no estaba allí?

Sincerely. Adela Leonsegui*


CHEERLEADER MADONNA

El adelanto de la super bowl. No puedo contigo Mariajezú, tú no eres normal.

Sincerely. Adela Leonsegui*