MEZCLADO, NO AGITADO

Si tengo que elegir entre agitado o mezclado claramente me decanto por lo segundo. Agitar me sabe a medicina, mezclar en cambio a Bond, James Bond.

Hagamos una prueba.

Cojamos por ejemplo un soldadito de plomo, el del cuento de Hans Christian Andersen, ese que se enamoró de la bailarina de la cajita.

steadfast-1

Lo sacamos de su cuento, para que tenga dos piernas, y lo llevamos al jardín de rosas rojas de la reina de corazones, la de Alicia en el País de las Maravillas

alicia en el pais de las maravillas

Y, para enredarlo aún más, añadimos la escenografía de La Bella y la Bestia de Jean Cocteau, esa en la que salían manos de las paredes…

tumblr_lmx77aY7Lp1qjqqalo1_500

Si parece que todo esto no va a funcionar, veamos lo que ha hecho WMagazine con la actriz Marion Cotillard, el fotógrafo Tim Walker, estilismo de Jacob K y una ropa que quita el hipo.

cess-marion-cotillard-rust-and-bone-cover-story-02-h

Chaqueta de Lanvin, collar y anillo de oro blanco y diamantes de Chopard, body, guantes y medias de latex de Atsuko Kudo

cess-marion-cotillard-rust-and-bone-cover-story-07-v

Vestido con corset de Gaultier París, guantes y medias de latex de Atsuko Kudo, sandalias de Gucci, pendientes de onis de Van Cleef & Arpels

marion-cotillard-photography-tim-walker

Vestido con corset de Gaultier París, guantes y medias de latex de Atsuko Kudo, sandalias de Gucci, pendientes de onis de Van Cleef & Arpels

Abrigo y cinturón de Dior alta costura

Abrigo y cinturón de Dior alta costura

cess-marion-cotillard-rust-and-bone-cover-story-01-h

Vestido de plástico de Iris Van Herpen, body de satén de Dolce&Gabbana, guantes de Atsuko Kudo, collar de oro blanco de De Grisogono, sandalias de Gucci

A partir de aquí, podemos añadir todo lo necesario para que la historia sea completa: brujas o hadas, según nos interese…

cess-marion-cotillard-rust-and-bone-cover-story-03-v

Vestido y capa de Valentino alta costura, guante de Atsuko Kudo

Y lo básico: pasión entre los protagonistas. Eso funciona, emociona, engancha y deja buen sabor de boca

cess-marion-cotillard-rust-and-bone-cover-story-04-v

Blusa de Chanel alta costura, body, guantes y medias de latex de Atsuko Kudo, broche de Chanel,

¿El resultado?, casi tan atractivo como un James Bond, a ser posible Sean Connery, pidiendo un martini: mezclado, no agitado.

Sincerely, Adela Leonsegui*


PURO SURREALISMO

El surrealismo se restablece de su letargo.
Empezó a recuperarse con las conversaciones imposibles del MET entre Schiaparelli y Prada, luego con la reapertura de la casa de Elsa Schiaparelli, reina del surrealismo en lo que a moda se refiere y, finalmente, con el relanzamiento de su firma.

Maison Schiaparelli. París, 2012

Diseño de Elsa Schiaparelli en colaboración con Jean Cocteau. 1937

La casa Lanvin se acerca al surrealismo de Dalí en una colección de joyas que recuerda, y mucho, a las diseñadas por el genio (y figura hasta la sepultura) entre 1941 y 1979

Joyas diseñadas por Salvador Dalí

Lanvi o/i 2012-2013

Hoy 21 de noviembre se inaugura, en el Centre Pompidou de París, la exposición sobre la obra de Salvador Dalí, quien decía de sí mismo: “surrealismo soy yo”.

Salvador Dalí. Bigote Infinito

Tratando de definir el surrealismo, Bretón dijo «…Surrealismo: Puro automatismo psíquico, por medio del cual se intenta expresar, verbalmente o por escrito, o de cualquier otro modo, el proceso real del pensamiento. El dictado del pensamiento, libre de cualquier control de la razón, independiente de preocupaciones morales o estéticas…»

Es el movimiento de lo irracional y de lo inconsciente. Curiosamente la lógica se impone, era cuestión de tiempo que el surrealismo se pusiera de moda en un momento en que los sueños son el único consuelo que nos queda.

Sincerely. Adela Leonsegui*


DAR PASOS DELIRANTES

Nunca olvides que es importante andar con firmeza, pero no con gravedad, sino con el paso armonioso que provocan los imprudentes tacones. Excelsos

Balmain o/i 2012-2013

Lanvin o/i 2012-2013

Lanvin o/i 2012-2013

Yves Saint Laurent o/i 2012-2013

Quítate la moderación y la sobriedad, la templanza y la prudencia, virtudes cardinales y abraza el delirio, la osadía y el descaro.

Jean Paul Gaultier o/i 2012-2013

Fendi o/i 2012-2013

Stella McCartney o/i 2012-2013

Mete barriga, ayuda a mantener el equilibrio, además es importante que el porte no se arrugue, la firmeza en las rodillas y el cimbreo de las caderas.

Miu Miu o/i 2012-2013

Viktor & Rolf o/i 2012-2013

Louis Vuitton o/i 2012-2013

Aunque sale de manera automática, subida a estas alturas hay que pensar que estás caminando y mirar de soslayo la vía para evitar tropiezos, pero nunca bajar la cabeza, mantén la barbilla siempre bien alta.

Rodarte o/i 2012-2013

Vivienne Westwood o/i 2012-2013

Más allá de la rodilla o casi al tobillo, el tamaño no importa siempre que te eleven unos centímetros del suelo y modifiquen tus andares.

Givenchy o/i 2012-2013

Alexander Wang o/i 2012-2013

Altuzarra o/i 2012-2013

Derek Lam o/i 2012-2013

Ralph Lauren o/i 2012-2013

Y si consideras que es peligroso o dudoso andar tan elevada sobre el asfalto y no te atreves, bájate del tacón pero no de la bota.

Bottega Veneta o/i 2012-2013

Gucci o/i 2012-2013

Caminar, andar, correr… y, de vez en cuando, reverenciar y honrar tus pies descalzos, como lo hacía Pablo Neruda

Cuando no puedo mirar tu cara
miro tus pies.
 
Tus pies de hueso arqueado,
tus pequeños pies duros.
 
Yo sé que te sostienen,
y que tu dulce peso
sobre ellos se levanta.
 
Tu cintura y tus pechos,
la duplicada púrpura de tus pezones,
la caja de tus ojos que recién han volado,
tu ancha boca de fruta,
tu cabellera roja,
pequeña torre mía.
 
Pero no amo tus pies
sino porque anduvieron
sobre la tierra y sobre
el viento y sobre el agua,
hasta que me encontraron.
 
Sincerely. Adela Leonsegui*

MÁS TAMBIÉN ES MÁS

Ya lo dije, frase terrible donde las haya, pero lo dije vía Twitter cuando Elena Anaya apareció: lo mejor de los Goya era el collar de águila de Lanvin.
El tiempo me ha dado la razón, el tiempo, las bloggers y las grandes cadenas de prêt-à-porter. Sabemos que los accesorios son parte importante del vestuario, en ocasiones incluso más que la indumentaria, facilitan el paso del día a la noche sin necesidad de cambiarnos de ropa y pueden convertir un look aburrido y sobrio en otro absolutamente soberbio.
Otra razón de ser de este boom joyero, o bisutero, es que su precio está más al alcance de la mano de cualquier bolsillo que la ropa de las mismas marcas. Esto mismo sucede con las gafas o los perfumes, sabemos que son el gran filón de las casas de moda, así que ¿por qué no abrir un nuevo frente?, una ventana más por la que colar a nuevos compradores que no gastarán una fortuna en trapos, pero que se pueden permitir un capricho que no saqueará sus ya resentidos bolsillos.

Los vimos en las pasarelas y los usaremos este invierno. Aunque el tamaño que manda sea XL, los hay para todos los gustos:

 sobrios en Yves Saint Laurent

Yves Saint Laurent o/i 2012-2013

y Givenchy

Givenchy o/i 2012-2013

en Lanvin, surrealistas,

Lanvin o/i 2012-2013

barrocos

Lanvin o/i 2012-2013

Lanvin o/i 2012-2013

y encadenados

Lanvin o/i 2012-2013

Lanvin o/i 2012-2013

Y no, no pasarán sin pena ni gloria, en verano más, grandes, enormes, colosales, sencillos y complejos, en diferentes materiales

perlas en Chanel

Chanel p/v 2013

Chanel p/v 2013

Chanel p/v 2013

metal en Givenchy

Givenchy p/v 2013

piedras en Giambattista Valli

Giambattista Valli p/v 2013

flecos en Nina Ricci

Nina Ricci p/v 2013

y en Versace

Versace p/v 2013

Versace p/v 2013

color, mucho color, en Dolce & Gabbana

Dolce & Gabbana p/v 2013

y exceso en Gucci

Gucci p/v 2013

Gucci p/v 2013

El deseo de más y más será el lema de los meses venideros, llevémosle la contraria a la sobriedad y a la escasez, este año queremos joyones, auténticos o falsos pero joyones.

Sincerely. Adela Leonsegui*


EL TANGO DEL ARCOIRIS

Ok Go y su Skycrapers me llevan al verano


Pues precioso, pero discrepo en la elección del vestuario. Estos son los vestidos que yo hubiera elegido

Negro de Lanvin

Rojo de Valentino, quién si no?

Estampado cálido de Dolce & Gabbana

Un naranja de Oscar de la Renta

 El delicioso amarillo de Louis Vuitton

Un coral de Diane Von Fustemberg

El verde con amarillo de Donna Karan Collection

 O de Jason Wu

Folklórico celeste de Missoni

Verde intenso de Zac Posen

Turquesa de Alberta Ferretti

El violeta de Haider Ackermann

Un azul añil de Ann Valerie Has

Un morado cardenal de Hermés

Y el blanco maravilloso de Alexander Mcqueen

Aunque si lo pienso bien, quizá hubiera quedado un poco sofisticado, bastante más caro y con dificultad hubiera podido bailar el tango.

Sincerely. Adela Leonsegui*


MI CUMPLEAÑOS FELIZ

Tengo muy reciente eso de haber cumplido años, tanto tanto que aún lo estoy celebrando. Lo celebro porque, sé que es un tópico, me encuentro fantástica.

Cuando se estrenan libros, películas o discos siempre escuchas a sus protagonistas decir que el último es el mejor por una u otra razón: el más personal, intimista o divertido…

Eso me está pasando con los años, cada vez que cumplo me encuentro mejor. Tengo el pequeño defecto, o la suerte, de no recordar mi edad y cuando me miro al espejo, no me devuelve la mirada de una mujer hecha y derecha, siempre me veo con menos años de los que dice mi DNI, o quizá siempre me han mentido y realmente tengo menos años, o quizá los cuarenta son los nuevos treinta, todo es posible!, pero cumplir, cumplo años y eso no hay quien me lo quite.

Pues si, mientras la salud no falle, seguir cumpliendo años es lo que toca y no vale enfadarse, esconderse o lamentarse, es mucho mejor decirlo a los cuatro vientos, primero para escucharlo tú y hacerte a la idea y después para que lo escuchen los demás, te feliciten con todo el cariño del mundo, brinden por tí y contigo y te hagan muchos regalos.

Ayer Alber Elbaz cumplió diez años al frente de Lanvin y lo celebró con desfile, tarta y fiesta. En el desfile nos enseñó que el azul, el rojo, el amarillo… son el nuevo negro (sí, otra vez), pero que el negro es el negro y eso no hay quien se lo quite.

Sincerely. Adela Leonsegui*


EL COLLAR DE ELENA ANAYA

Mi madre tiene frases buenísimas, supongo que como todas las madres, que he llegado a entender a partir de cierta edad, y no porque me haga mayor, sino porque me van pasando cosas que constatan la gran verdad de algunas de ellas.

Una de esas frases es “te quiero porque te tengo que querer”. Eso es una verdad como un templo, a veces  se quiere aunque no se quiera. Anoche, en la gala de los Goya, pensé que no tengo más remedio que querer un Lanvin, concretando, el look de Elena Anaya y, si me apuran, el collar de águila que algunos medios han considerado excesivo, creo que con poco criterio.

En mi opinión tres actrices estuvieron por encima de la media: Verónica Echegui, Gucci no falla, Leonor Watling, estilazo de Miriam Ocariz, y Elena Anaya, perfecta de Lanvin.

Sincerely. Adela Leonsegui*

Verónica Echegui. Gucci

Leonor Watling. Miriam Ocariz

Elena Anaya. Lanvin