BELLEZA HEREDADA

Nacer te toca. Te toca una familia, con una genética, una manera de vivir, de pensar, de actuar y con unos amigos que serán con los que te relaciones mientras creces. Eso marca diferencias importantes.

Las relaciones padre/madre-prole, basadas en el amor, o no, admiten multitud de matices que pueden ir desde la admiración y el respeto, que suele llevar aparejado el deseo por parte de los hijos de imitar actitudes y comportamientos de sus progenitores; hasta el aborrecimiento y la desconsideración, con la consiguiente necesidad de estar lejos de todo lo que recuerde a los padres.

Los dos extremos más alejados del sentimiento filial suelen estar ocupados, sin incluir el apartado de sucesos, por la descendencia de las grandes  fortunas o la de gente con mucha notoriedad y profesiones muy públicas.

No sé cuál será el caso de cada uno de ellos, los hijos de la música (unos del rock & roll, otros del pop, otros del heavy), lo que sé es que son genéticamente envidiables, y tienen, como sus papás y mamás,  profesiones muy mediáticas.

¡Bienvenidos!

Alexandra y Theodora Richards, hijas de Keith Richards (Rolling Stones) y Patti Hansen. Modelos

Amber Le Bon, hija de Simon (Duran Duran) y Yasmin Le Bon. Modelo

Charlotte Gainsbourg, hija de Serge Gainsbourg y Jane Birkin. Actriz y modelo

Claude Simonon, hijo de Paul Simonon (The Clash) y Tricia Ronane. Modelo

Louis Simonon, hijo de Paul Simonon (The Clash) y Tricia Ronane. Modelo

Coco Sumner, hija de Sting y Trudie Styler. Cantante

Elizabeth Jagger, hija de Mick Jagger (Rolling Sones) y Jerry Hall. Modelo

Georgia May Jagger, hija de Mick Jagger (Rolling Sones) y Jerry Hall. Modelo

Jakob Dylan, hijo de Bob y Sara Dylan. Cantante

Liv Tyler, hija de Steven Tyler (Aerosmith) y Bebe Buell. Actriz y modelo

Pixie Geldof, hija de Bob Geldof y Paula Yates. Modelo y Dj

Sara Gilmour, hija de David Gilmour (Pink Floyd) y Virginia “Ginger” Hasenbein. Modelo

Tali Lenox, hija de Annie Lenox (Eurythmics) y Uri Fruchtman. Modelo

Puede que en algún momento prefirieran pasar desapercibidos pero con tanta belleza, salta a la vista que es una de las loterías que les ha tocado, es imposible esconderse y, ya puestos, es muy inteligente sacarle rentabilidad al hecho de ser un hijo de papá y mamá.

Sincerely. Adela Leonsegui*