EMPOLLONES VESTIDOS DE PRADA

El mobiliario diseñado por Rem Koolhaas y la ropa por Miuccia Prada. Promete.

Lo hemos visto en el desfile de Prada hombre para otoño/invierno 2013-2014 y no defraudan ni el uno ni la otra.

Un escenario reproduce un mundo entre futurista y retro, una casa decorada con muebles que bien podrían pertenecer a un “geek” (algo así como un freak de la tecnología y la informática) pasado por el filtro de los años setenta.

En cuanto a la ropa, se ha recreado exactamente lo mismo. Prada trae de los 70’s colores como beige, burdeos, azulón, verde agua, azul plomo, azafrán y mostaza; cuadros medianos, pequeños y milimétricos; jerseys de rayas, como si estuviera hecho a mano con restos de lanas; grandes zapatos, casi ortopédicos; pantalones que se han quedado cortos ¿por el estirón?. Todo mezclado con los pelos de quien está recién levantado, se ha vestido a toda prisa y ha olvidado colocarse bien el cuello de la camisa. Un empollón que sólo necesita sus gafas para andar por el mundo y un enorme gato en el alféizar de la gran ventana.

Todo magistralmente barajado para que resulte creíble y armonioso.

Sincerely. Adela Leonsegui*


SILENCIO, ES DOLCE & GABBANA

Confieso que durante mucho tiempo me avergonzaba el silencio, no sólo el mío, también el de los demás. No llegaba a entender el motivo y por esa razón me apuraba. Pensaba que callaba quien no tenía nada que decir, quien no tenía opinión, quien no discurría o bien quien no tenía interés.

He escuchado con frecuencia eso de que uno es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras, que me parece muy acertado pero también muy cómodo: quien no habla no yerra. Pero con el tiempo he empezado a valorar este razonamiento pues me he dado cuenta, de un lado, de que no todos los pareceres son juiciosos y de otro, que la prudencia es una excelente invitada en diálogos, discusiones, conversaciones y debates.

Al enfrentarnos a las colecciones de temporada, siempre con seis meses de antelación a la fecha en que utilizaremos la ropa de los desfiles, podemos tener diferentes reacciones que van desde el ¡me encanta! al ¡ni loca!. Luego, cuando la ropa llega a las revistas, interpretadas por estilistas, los “ni loca” se suelen convertir en “me encanta” y, a veces ocurre también lo contrario, aborrecemos aquello que en principio nos pareció soberbio.

Ya no me avergüenza el silencio, llevo con orgullo el mío y agradezco el de los demás, aunque sólo pueda mantenerme callada el tiempo que tarda en salir una colección a la calle: ¡Hurra por el barroco y por las zarinas rusas de Dolce & Gabbana!.

Sincerely. Adela Leonsegui*


MADRID: IN, OFF, EGO Y SHOW

Ha sido más de una semana de desfiles, cuatro pasarelas diferentes: las que desfilan dentro de la Mercedes Benz Fashion Week (incluidas también el OFF y el EGO) y las que lo hacen en Madrid Fashion Show (la pasarela privada) y muchos diseñadores mostrando las colecciones de la próxima temporada de primavera-verano.

Aburrimiento. Más de lo mismo, mucho más de lo mismo y poco más.

Es posible que lo de EGO venga del exceso de autoestima que últimamente caracteriza al diseño español: tener un nombre y desfilar en Madrid con independencia de si la colección es buena o no. Pues en OFF me han dejado muchas de ellas, he visto muy pocos diseñadores con una colección interesante, algunos a quienes salvarles algunas prendas y otros a los que incluso sólo una.

Tras heber visto todos los desfiles he sido incapaz de elegir algo que me guste de los que aquí no aparecen.

Estos son aquellos de los que he encontrado alguna prenda que se salve:

AA de Amaya Arzuaga

Ailanto

Ana Locking

Ana Miranda

Devota & Lomba

Ion Fiz

Juana Martín

Maya Hansen

Otras colecciones han acertado con más de una salida, afortunadamente, aquí están:

Alvarno

Angel Schlesser

Antonio García

David Delfin

Duyos

Juanjo Oliva

Lemoniez

Leire Valiente

Martín Lamothe

Miguel Palacio

Roberto Torretta

Sita Murt

TCN

Victor Von Schwarz

Finalmente, las IN, colecciones que me han gustado y mucho, cada una en su estilo y sin hacer comparaciones:

AS by Ana Sánchez

 

Moisés Nieto

DelPozo

Nunca entendí la tradicional división entre las antiguas pasarelas de Cibeles y Gaudí, no es esa la manera de hacerse fuerte y sólo hay que mirar alrededor para ver cómo funcionan en otros países.

Pues si lo anterior no tenía sentido, lo de ahora es para echarse a reir, a llorar o a las dos cosas a la vez: seis pasarelas, incluida 080 Barcelona Fashion y Valencia ¿?, de las cuales una está patrocinada por INDITEX, ironías de la vida fashion. De seguir por este camino la pasarela española tendrá la misma relevancia internacional que hasta ahora, es decir, prácticamente ninguna.

Sincerely. Adela Leonsegui*


LA HUIDA EN EL TREN DE LOUIS VUITTON

He oído muy a menudo que el tren hay que cogerlo cuando pasa por delante porque no pasa dos veces… ¿qué triste no?

No sé cuantos trenes que no he cogido han pasado por mi vida, pero sé que he tratado de viajar en todos aquellos que he visto y, sinceramente, no creo que haya pasado sólo uno. Unos trayectos han sido más largos e intensos y otros menos, pero estoy segura de algo, que todos me han llevado a algún lugar: me han acercado al amor, la amistad o el trabajo y aunque pude haber ido por otros caminos, los que cogí me han traído hasta aquí.

Hoy ha pasado un tren maravillosos por delante de mis ojos, el de Louis Vuitton, y me han entrado unas ganas tremendas de subirme por dos razones: la primera, porque estaba lleno de belleza, arte e imaginación y la segunda, porque lo he visto después del telediario y me han entrado ganas de huir de este país como alma que lleva el diablo (y ya puesta, el que se viste de Prada).

Sincerely. Adela Leonsegui*