A-DIOS EN LA PASARELA

Último desfile de Marc Jacobs para Louis Vuuitton

Último desfile de Marc Jacobs para Louis Vuuitton

Después de semanas de desfiles me temo que la moda se ha instalado en el buen gusto, en ese perfecto buen gusto típico de la pequeña burguesía. No significa que todos los desfiles hayan sido iguales, lo que parece, lo que a mi me parece, es que todos saben, según su estilo, su capacidad, su manera de entender la moda e incluso a pesar de sus pequeñas trasgresiones, cómo se tienen que hacer las cosas.

Leer el resto de esta entrada »


EMPOLLONES VESTIDOS DE PRADA

El mobiliario diseñado por Rem Koolhaas y la ropa por Miuccia Prada. Promete.

Lo hemos visto en el desfile de Prada hombre para otoño/invierno 2013-2014 y no defraudan ni el uno ni la otra.

Un escenario reproduce un mundo entre futurista y retro, una casa decorada con muebles que bien podrían pertenecer a un “geek” (algo así como un freak de la tecnología y la informática) pasado por el filtro de los años setenta.

En cuanto a la ropa, se ha recreado exactamente lo mismo. Prada trae de los 70’s colores como beige, burdeos, azulón, verde agua, azul plomo, azafrán y mostaza; cuadros medianos, pequeños y milimétricos; jerseys de rayas, como si estuviera hecho a mano con restos de lanas; grandes zapatos, casi ortopédicos; pantalones que se han quedado cortos ¿por el estirón?. Todo mezclado con los pelos de quien está recién levantado, se ha vestido a toda prisa y ha olvidado colocarse bien el cuello de la camisa. Un empollón que sólo necesita sus gafas para andar por el mundo y un enorme gato en el alféizar de la gran ventana.

Todo magistralmente barajado para que resulte creíble y armonioso.

Sincerely. Adela Leonsegui*


WALK LIKE AN EGYPTIAN

Otro día de sol radiante, así que hoy le daré un vistazo a la colección de Andrés Sardá que este verano nos hará, como en la canción, andar como egipcias.

Y hablando de Egipto, el sonido del martillo contra la piedra me hace pensar en el trabajo que hicieron los esclavos, y sueño con una obra magistral que nos hará entrar en los libros de arte y de historia e imagino un ejército trabajando día y noche, sin descanso y a ella implacable en su balcón. Y de Egipto una imagen, las pirámides de Guiza. Y pienso si nuestra Cleopatra es la reencarnación de uno de los faraones, Keops, Kefrén o Micerinos.

Pero el sonido de una excavadora me devuelve la conciencia, me trae al S.XXI, a la manera en que se hacen la obras en este país, al no les va a dar tiempo, al trabajo a destajo y a última hora, a la falta de previsión, a la obra de la plaza, de cualquier plaza de cualquier ciudad, a la realidad de que a pesar de las analogías, las nuestras nunca serán una de las siete maravillas del mundo.

Y como no quiero que se me venga el tiempo encima, me quedo con mi veranito Egipcio y la plaza sin terminar.

Sincerely. Adela Leonsegui*


LOS PITILLOS DE GUCCI

El desfile de Cucci  tiende a varios frentes: a los antiguos y nuevos románticos, con brocados y terciopelos; al chico bueno con chaquetón marinero; al aristócrata con sus pieles de gran calidad y al bohemio, con el borrego y la lana como tejida a mano, con ochos y todo, de hecho, a lo largo del desfile me he preguntado para qué llevaban esos preciosos bolsos, la clave es que ¡las agujas caben dentro!. Pero en cuanto a los zapatos, dandy en cualquier caso.

El hombre Gucci, fume o no fume, lleva pitillos, tan pitillos que en el bajo tienen cremalleras porque, como los hombres se visten por los pies, de otro modo no les entrarían, además las botas de caña alta quedan mejor así, y alguna se asoma por ahí; chaquetas cortas, grandes rebecas y abrigos, para equilibrar, y un colorido a base de negros, grises, marrones, caquis y azules, con un punto de color en verdes, granates, algo de turquesa y morado.

La sensación final, que Frida es poderosa porque sabe muy bien lo que los demás quieren.

Sincerely. Adela Leonsegui*


LOS ARCHIBALD DE PRADA

Empieza el desfile de Prada y me parece que todos se llaman Archibald, nombre de hombres valientes y audaces que gobernaban el mundo…, o algo así. Una parodia del poder masculino, así define Miuccia “Il Palazzo”, el desfile de Prada hombre para el próximo otoño/invierno 2012-2013.

Gabardinas y abrigos estampados como las batas de los ricos o las corbatas de los pobres (comparados con los tan tan ricos), espectaculares los zapatos bicolor, bestiales los cuellos de las camisas y los de pelo de los abrigos, las gafas redonditas, los detalles de flores, condecoraciones y pañuelos que animan los sastres diplomáticos de corte cruzado y un despliegue de estrellas, por si el desfile tenía posibilidades de pasar desapercibido, como Tim Roth, Gary Oldman, Adrien Brody, Jamie Bell o Willem Defoe.

Magistral y rematadamente bello.

Sincerely. Adela Leonsegui*