LA LISTA FORBES DE LA MODA

Bernard Arnault: dueño de LVMH (Louis Vuitton Möet Hennessy) la empresa del lujo por excelencia, aglutina más de 60 marcas bajo su ala, entre las que se encuentran Louis Vuitton, por supuesto, pero también Céline, Loewe, Kenzo, Givenchy o Fendi entre otras. Aparece como el 4º hombre más rico del mundo.

François-Henry Pinault: presidente del grupo PPR que cobija bajo su ala a marcas como Gucci, Balenciaga o Yves Saint Laurent, entre otras. Ocupa el puesto 59 de los hombres más ricos del mundo.

Diego Della Valle, su puesto está muy alejado del de los anteriores, el 1.015, pero también forma parte de la lista. Es el señor de la compañía Tod’s (que compró Roger Vivier, Fay, Hogan o Schiaparelli). Forma parte de la junta directiva de, entre otras compañías, LVMH. En una entrevista le preguntaron qué era el poder para él y fue muy claro: tener relaciones en todo el mundo.

Samuel Irving Newhouse:  Presidente de Advance Publication que, entre otros medios, es propietaria de Condè Nast, o sea, de Vogue. Su posición está en el puesto 131 de la lista.

Anna Wintour, directora de Vogue USA desde 1988. Lleva 24 años al frente de una de las revistas más rentables del mundo, esto quiere decir que cientos de anuncios son devorados por millones de ojos, por eso todos pagan por estar en Vogue.

Alguien preguntaba hace muy poco ¿por qué tiene tanto poder?, ¿no existe otra corriente alejada de ella?.

Pues en el mundo del lujo NO.

Ella está más que bien relacionada en Hollywood y en La Casa Blanca, además de sus conocimientos, su inteligencia, buen ojo y la habilidad para imponer su criterio, es responsable del lanzamiento y éxito de muchos de los diseñadores que hoy conocemos como grandes estrellas y también de uniones que funcionaron inesperadamente bien como las de John Galliano para Dior o Marc Jacobs para Louis Vuitton, quienes tienen mucho que agradecerle.

Es empleada de Samuel Irving Newhouse e íntima amiga de Bernard Arnault, François-Henry Pinault y Diego Della Valle, o sea, de todo el grupo del lujo, quienes prácticamente no mueven un peón del tablero sin que, al menos, ella asienta con la cabeza, pues las decisiones que ella ha tomado les han hecho multimillonarios.

Existen otros mundos en la moda, pero no pertenecen a este, sin ir más lejos Inditex ha colocado a Amancio Ortega en el 5º puesto, pero todos sabemos que también Inditex hace y vende lo que Anna Wintour dice.

Sincerely. Adela Leonsegui*


DOLCE & GABBANA ¿HAUTE COUTURE?

La convocatoria fue el día 9 de julio de 2012 a las 19:30 horas en el Hotel San Domenico Palace de Taormina, Sicilia (Italia). Dolce & Gabbana presenta su colección de alta costura ante un reducido, rico y guapo grupo de amigos.

De los asistentes tenemos fotos, del desfile no.

Agunas de sus modelos favoritas: Naomi Campbell y Stephanie Seymour

Laetitia Casta

Las editoras de moda más influyentes: Franca Sozzani

Anna Wintour

La imagen de su próxima campaña, la it girl Bianca Brandolini d’Adda (con falda verde)

Celebridades como Scarlett Johansson e Isabella Rosellini, junto a Anna Dello Russo

Es la conocida estrategia que también utiliza el americano Tom Ford: se sitúa fuera de los circuitos de la moda, reune a numerosos personajes conocidos, pocos medios de comunicación, alguno siempre es necesario pues los tiene que tener como aliados y un desfile que el resto de los mortales podemos denominar alta costura, fundamentalmente por los precios de las prendas y el secretismo que rodea al desfile.

Pero lo de Dolce & Gabbana no es alta costura hasta que así lo califique la la Chambre de Commerce et d’Industrie de Paris. Para que una casa pueda utilizar la denominación de haute couture debe cumplir una serie de reglas:

  • Diseñar ropa bajo pedido y a medida para clientes privados.
  • Los diseñadores pueden vender únicamente un diseño de cada prenda de la colección por continente.
  • Tener un taller (atelier) en París con al menos 20 artesanos a tiempo completo.
  • Presentar cada temporada, ante la prensa en París, una colección de al menos 35 diseños para su uso de día y de noche

Es como en el mundo del vino. Un vino puede ser muy bueno y muy caro, incluso más que los que tienen una denominación de origen, pero si no cumplen los requisitos que se les impone nada impedirá que siga siendo un vino de la tierra, en este caso, un buen vino italiano.

Sincerely. Adela Leonsegui*


LA CONVERSACIÓN DEL MET

Dicen que ser elegante es acertar siempre con tu vestuario, que no quede escaso ni excesivo.

En la gala del MET hubo mucha mujer mona, muchas acompañadas del diseñador de su vestido, alguna incluso espectacular Y bastantes Prada, lógicamente pues se trataba de la presentación de la exposición de las conversaciones imposibles entre Schiaparelli y Prada.

dejo una muestra de algunas que me parecieron acertadas:

1.- Diane Kruger, de Prada

2.- Cate Blanchet, de Alexander McQueen

3.- Sarah Jessica Parker, de Valentino

4.- Kate Bonsworth, de Prada

5.- Gisele Bündchen, de Givenchy

En fin, podría seguir, pero quiero hablar de la mujer que lo superó todo: Anna Wintour

Cogió esto:

Vestido langosta de Elsa Schiaparelli

Habló con ésta

Miuccia Prada

Y vistió ésto

Pues sí, el acierto total: Anna Wintour con el vestido langosta de Schiaparelli interpretado por Prada. Una conversación real.

Sincerely. Adela Leonsegui*