CUENTOS DE MUJERES

cess-tilda-swinton-tim-walker-las-pozas-18-v

Tilda Swinton. Portada de W Magazine con chaqueta de Celine

A veces el mundo de la moda sorprende con producciones que, en opinión de algunos se podrían calificar como obras de arte, en opinión de otros, entre quienes me incluyo, son fotografías de auténticas performances, verdaderas obras de arte.

Leer el resto de esta entrada »


PINPANPUNK

Punk-Chaos-to-Couture

En una misma imagen Sid Vicius (Sex Pistols) y una creación de Karl Lagerfeld (Chanel). El Punk, la antimoda, el hazlo tú mismo a coste cero junto a la alta costura, la hecha a medida a precios astronómicos.

Leer el resto de esta entrada »


DE LA EMOCIÓN

Hoy he visto a una mujer llorando, iba sola, andando y quitándose las lágrimas de la cara. En la misma calle, unos pasos míos más adelante, unos pasos de ella más atrás, he visto a un chico riéndose solo, parado, escuchando su ipod.

Es curioso, no estamos acostumbrados a llorar, ni nos gusta que nos vean llorar, pero en cambio lo de reir está muy bien visto.

Es posible que, el objeto que causó las lágrimas de una o las risas del otro no funcionaran igual si cambiáramos los personajes. Lo que te emociona es algo tan personal como tu propio ADN.

La emoción es inexplicable, la única forma de entenderla es sentirla y lo que hace que una persona se emocione, es posible que a otra la deje indiferente.

Hace tiempo estuve en un taller organizado por Solitas recibiendo clases de dos grandes, Roberto Diz y Alberto Sinpatrón, el tema era la deconstrucción: de una montaña de ropa usada había que seleccionar varias prendas para hacer otras nuevas. Fueron tres días muy interesantes y, a la vez, emocionantes. El tema estaba inspirado en un video que hizo Alexander Mcqueen para el Met: The Bridegroom Stripped Bare.

Emocionante

Sincerely. Adela Leonsegui*


EL TANGO DEL ARCOIRIS

Ok Go y su Skycrapers me llevan al verano


Pues precioso, pero discrepo en la elección del vestuario. Estos son los vestidos que yo hubiera elegido

Negro de Lanvin

Rojo de Valentino, quién si no?

Estampado cálido de Dolce & Gabbana

Un naranja de Oscar de la Renta

 El delicioso amarillo de Louis Vuitton

Un coral de Diane Von Fustemberg

El verde con amarillo de Donna Karan Collection

 O de Jason Wu

Folklórico celeste de Missoni

Verde intenso de Zac Posen

Turquesa de Alberta Ferretti

El violeta de Haider Ackermann

Un azul añil de Ann Valerie Has

Un morado cardenal de Hermés

Y el blanco maravilloso de Alexander Mcqueen

Aunque si lo pienso bien, quizá hubiera quedado un poco sofisticado, bastante más caro y con dificultad hubiera podido bailar el tango.

Sincerely. Adela Leonsegui*


LA OLA DE McQUEEN

Y Rocío Jurado le cantó a Alexander McQueen

Como una ola tu amor llegó a mi vida

Como una ola de fuego y de caricias

De espuma blanca y rumor de caracolas

Como una ola

Y yo quedé prendida a tu tormenta

Perdí el timón sin darme apenas cuenta

Como una ola, tu amor creció

Como una ola

Sincerely. Adela Leonsegui*


PERDONAR Y NO OLVIDAR

Que no somos iguales dice la gente… He oído muchas veces que una de las diferencias entre las mujeres y los hombres es que los hombres olvidan pero no perdonan y las mujeres al revés, la cosa se resume en dos palabras: orgullo o dignidad.

Bernard Arnault, presidente de LVMH, grupo al que pertenece la casa Dior, un hombre poderoso donde los haya, no perdona a John Galliano y el resultado es catastrófico.

Sara Burton, directora creativa de Alexander McQueen, no olvida al creador de la marca, el propio Alexander, lo dejó patente en la película que se grabó en el backstage del desfile de alta costura de otoño/invierno 2011 y el resultado es maravilloso.

Sincerely. Adela Leonsegui*