EN EL INVERNADERO DE BURBERRY

Os dejo en el invernadero, con el preciosísimo desfile de Burberry Prorsum: lacitos, rayas, grises, taconazos, fantástico patronaje, buhos, bombers, parkas, faldas tubo, una primera fila que quita el hipo, con Alexa, Rosie y Popi y la posibilidad de comprarlo todo en su web.

Y no puedo seguir leyendo, me he derretido…

Sincerely. Adela Leonsegui*


DESPEJANDO LA X EN HERVÉ LÉGER

Un paseito por la Nueva York M-BFW y me paro en Hervé Léger by Max Azria. No es tanto el qué como el cómo, quiero decir, no me ha interesado tanto la ropa como la manera en que la ha enseñado, aunque en este caso las botas piojiteras no estén bien elegidas.

Lo he comentado alguna que otra vez, un buen estilismo puede salvar un look, es como el arroz, mal cocinado pero bien reposado.

Me han parecido espectaculares los cinturones-armaduras-hombreras o llámalo X y nunca mejor dicho, porque esa es la imagen que se te viene a la cabeza.

Despejamos la X y encontramos un tótum revolútum que funciona perfectamente: entre armaduras de los siglos XIV y XV, corséts del siglo XIX, fajas de los años 50 del siglo XX, y la crisis actual del XXI ya que puestos a apretarse el cinturón que al menos sea uno de estos.

Sincerely. Adela Leonsegui*


QUÉ, CÓMO Y CON QUIÉN

Ya lo sabemos, el cómo se cuentan las cosas es tan importante como el qué se cuenta. Estamos muy acostumbrados a oir a gente pero ¿lo escuchamos todo?, incluso cuando hablan aquellos que se suponen expertos en discursos, en muchas ocasiones hacen que nuestra mente se disperse ¡y se supone que saben el cómo!.Una de las personas que consigue mi absoluta atención cuente lo que cuente, que generalmente me interesa, es el periodista Carlos del Amor: cortito, conciso, bien contado y con ciertas dosis de humor. Una perfecta mezcla de qué y cómo muy bien hecha.

En cuestión de moda ocurre igual, sobre todo cuando se trata de desfiles. Si se monta un show más vale que se tenga algo sólido que decir,que se pueden decir cosas solidas en moda, de lo contrario el espectáculo queda vacío de contenido; en el extremo opuesto están esas colecciones que pudiendo ser estupendas resultan aburridas por su puesta en escena. Un lío, que diría mi amigo Salvi.

Finalmente está el con quién, y en eso hay quien puede dar grandes lecciones, para muestra Jon Kortajarena, con quien da igual el qué, el cómo y hasta el dónde.

Sincerely. Adela Leonsegui*

Jon Kortajarena hoy en Madrid Mercedes-Benz FW


UN CHAPARRÓN PARA GAULTIER

He leido que los padres de Amy Winehouse se han puesto de los nervios con la colección de alta costura de Jean Paul Gaultier, pues sí, el padre de Amy ha dicho, literal, “No apoyamos la colección de Jean Paul Gaultier. Es de mal gusto”,¿perdona? (moviendo el cuello de manera que la cabeza se tambalea de derecha a izquierda).

Y aún hay más, también ha dicho: “Estamos muy orgullosos de su influencia en la moda, pero esta no se halla en modelos con velos negro fumando cigarrillos y con un cuarteto de barbería cantando su música con mal gusto”. ¿Perdona? (repitiendo el gesto).

Y aún hay más: “Por eso, no nos esperábamos ver su imagen como reclamo para vender ropa. No nos han consultado y ni siquiera se ha hecho una donación a la fundación que tenemos en su nombre”. ¿PERDONA? ( Ya se me descoloca el cuello)

Cuando sucede algo tan dramático como lo que le ocurrió a ella, y a Brian Jones, a Janis Joplin, Jimi Hendrix, Jim Morrison o Kurt Cobain, entre otros, todos a los 27, el mundo hace suyo al personaje, la persona queda para la familia. Eso es lo que ha pasado con Amy Winehouse, que se ha convertido en icono, no sólo de la música, también de la moda y eso, por más que quieran evitarlo, es así. Todos sabemos que al día siguiente de morir subieron a lo bestia las ventas de sus discos y nadie dijo que eso fuera de mal gusto.
Sincerely. Adela Leonsegui*


LA LECCIÓN DE VALENTINO

La gran verdad es que la alta costura es una cuestión de calidad. Un ojo avizor puede copiar patrones de alta costura, mejor o peor, pero los puede copiar. Una buena mano es capaz de ejecutar con una precisión matemática un diseño vraiment compliqué de alta costura. Ahora, si un tejido es malo sólo se consigue que parezca de alta costura con photoshop.

Valentino, bueno Pier Paolo Piccioli y Maria Grazia Chiuri, ha dado la gran lección de la Haute Couture: calidad de tejidos, muy buen patronaje y costura… no sé si me explico.

Sincerely. Adela Leonsegui*


GIVENCHY EN FORMA

Me gusta cuando esperas algo de alguien y no te defrauda, me deja tan satisfecha como si fuera yo quien ha hecho las cosas bien.

Sincerely. Adela Leonsegui*


MIES VAN DER ROE EN GIVENCHY

En cuestiones de estética hay quien no se equivoca y lo mismo le vale un “Less is more” que un “God is in the details”, depende de cómo te coja el cuerpo y de eso sabemos, al menos las mujeres, un montón, de cómo nos coje el cuerpo.

En la alta costura de Givenchy parece que Riccardo Tisci se ha decantado por el detalle, ¡pero a lo bestia!. Él tenía cuerpo de more and more.

Sincerely. Adela Leonsegui*