EXCESIVO BALMAIN

red Lurex evening dress in red living room

Una fotografía extraordinaria en una salita excesiva de una mujer excelsa: Diana Vreeland.

Fue la primera editora de moda de la era moderna: poderosa y respetada, transformó las revistas de moda que pasaron de ser una sarta de consejos a un auténtico espectáculo. Editora en Harper’s Bazaar (I love it!) durante casi 30 años y directora de Vogue durante casi 10, fue calificada de despótica, aunque quienes la conocían bien la veían de otra manera. Richard Avedon la definió así: “Lo que presentaba no era lo que era. Prefería ser percibida como frívola. Trabajaba como un perro, pero no quería que se supiera. Vivió para la imaginación, regida por la disciplina, y creó una profesión nueva. Vreeland inventó la editora de moda. Antes eran señoras de sociedad que les ponían sombreros a otras como ellas”.

Existen películas inspiradas en su personalidad, editoriales de moda que la recuerdan o en homenaje a los que ella misma hacía y ahora una colección de moda la toma como referencia. Concretamente la fotografía superior, Diana Vreeland red vital room ha sido el punto de partida de la colección que Oliver Rousteing ha presentado para Balmain prefall.

balmain-lookbook08

Los oros y rojos de Oriente que en los años 70’s se instalaron en Occidente en texturas como la seda, el lamé o el satén, en formas como los pantalones harén, las chaquetas estilo kimono o el origami y estampados geométricos, mezclas de cuero y oro y, como telón de fondo, el color rojo y sus cercanos fucsia y naranja.

balmain-lookbook10

balmain-lookbook34

balmain-lookbook29

balmain-lookbook17

Joyones, hombros marcados, arabescos geométricos o con formas vegetales son una constante que, como en la arquitectura islámica, se utiliza como elemento unificador de la colección.

balmain-lookbook24

balmain-lookbook19

balmain-lookbook26

Y el que se ha convertido ya en un clásico de Balmain, las cortas faldas para piernas larguísimas y bien torneadas, aunque esta vez el estilismo está de nuestra parte, combinarlas con pitillos negros abre considerablemente el abanico de posibles clientas.

balmain-lookbook25

balmain-lookbook13

balmain-lookbook14

balmain-lookbook22

El director creativo, en pocas colecciones, nos está enseñando a amar combinaciones imposibles, nos aleja del minimalismo a marchas forzadas, nos deja imaginar que somos princesas de cuento. Entreguémonos a su causa y esperemos con ansia la nueva entrega que se desfilará en febrero en París. Yo, de momento, estoy dispuesta a aceptar sus códigos, aunque para la calle quizá los someta a un ejercicio de contención.

Sincerely. Adela Leonsegui*

fotografías de L.A. Times y wwd


3 comentarios on “EXCESIVO BALMAIN”

  1. Javi. dice:

    La misma pasión que tienes por la moda la tengo yo por los hoteles (también la tenía Carlos Berlanga, por cierto) y viendo la salita de Diana Vreeland me has transportado directamente al salón rojo del Santo Mauro, donde no he estado, por cierto 😦
    Plantéatelo, entre sus paredes no tienes necesidad de ese ejercicio de contención del que hablas para la calle 🙂

    http://livingtomesmerize.blogspot.com.es/2011/12/el-salon-rojo-del-hotel-santo.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s