UN BUEN CHICO VESTIDO DE DIOR

Se veía a legua que era un buen chico, lo llevaba escrito en la raya del pelo, uno de esos que hacía tiempo no me cruzaba.

De línea del pantalón planchada, impoluta. Con su cara lampiña y pulcra, aseado, bello.

Dior primavera/verano 2013

Dior primavera/verano 2013

No es que no me agradrba el desaliño, el aparente descuido, pero no como concepto global pues para que funcione hay una premisa, que el hombre en cuestión no pareciera espeso.

No es una cuestión sólo de higiene, eso es básico, se presupone y se ve en las uñas de las manos, va mucho más allá. La premisa es no parecer un vagabundo aunque se imite su indumentaria y eso lo han conseguido muy pocos, así que hay que ir a lo que funciona: la compostura.

Dior primavera/verano 2013

Dior primavera/verano 2013

Dior primavera/verano 2013

Es cierto que este estilo tampoco es fácil sin parecer un repijo, que requiere cierta destreza para no parecer una burda imitación de un dandi, pero hay pautas que no fallan: la chaqueta, el abrigo y los pulquérrimos zapatos.

Dior primavera/verano 2013

Dior primavera/verano 2013

Dior primavera/verano 2013

Dior primavera/verano 2013

Seguro que eres un buen chico, se ve a legua, por eso me gustará cruzarme contigo de nuevo, este verano.

Sincerely. Adela Leonsegui*


4 comentarios on “UN BUEN CHICO VESTIDO DE DIOR”

  1. María dice:

    Cada día me gusta más tu blog.
    De veras es un placer leerte!!!

    Besos

  2. Javi. dice:

    ¡Qué bien cuando escribes sobre temas masculinos!

    En el último número de la revista Gentleman escribe Vicente Verdú a propósito de ese raro espécimen: “Una dosis de lentitud es elegante, pero un grado más de morosidad y sería insufrible. La dificultad de hallar el punto exacto en la velocidad de ser como en la intensidad de una pasión, en la verticalidad de un vicio como en la horizontalidad de una cesión, dan idea de su rareza numérica”.

    • Imagino que habla del Gentelman, un raro especimen que no se bien cómo encaja en esta época, en este siglo. Quizá encontrarte a uno sea complicado pero no porque no existan, sino porque la actual indumentaria del hombre no te dice quién es, lo disimula todo, los hace a todos prácticamente iguales, unos con un toque de modernidad, otros de vulgaridad, otros de anacronismo y otros de pasotismo, pero tienes que atreverte a pasar la línea del vestuario para saber quién hay más allá y, en eso, casi todos, tenemos prejuicios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s