SILENCIO, ES DOLCE & GABBANA

Confieso que durante mucho tiempo me avergonzaba el silencio, no sólo el mío, también el de los demás. No llegaba a entender el motivo y por esa razón me apuraba. Pensaba que callaba quien no tenía nada que decir, quien no tenía opinión, quien no discurría o bien quien no tenía interés.

He escuchado con frecuencia eso de que uno es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras, que me parece muy acertado pero también muy cómodo: quien no habla no yerra. Pero con el tiempo he empezado a valorar este razonamiento pues me he dado cuenta, de un lado, de que no todos los pareceres son juiciosos y de otro, que la prudencia es una excelente invitada en diálogos, discusiones, conversaciones y debates.

Al enfrentarnos a las colecciones de temporada, siempre con seis meses de antelación a la fecha en que utilizaremos la ropa de los desfiles, podemos tener diferentes reacciones que van desde el ¡me encanta! al ¡ni loca!. Luego, cuando la ropa llega a las revistas, interpretadas por estilistas, los “ni loca” se suelen convertir en “me encanta” y, a veces ocurre también lo contrario, aborrecemos aquello que en principio nos pareció soberbio.

Ya no me avergüenza el silencio, llevo con orgullo el mío y agradezco el de los demás, aunque sólo pueda mantenerme callada el tiempo que tarda en salir una colección a la calle: ¡Hurra por el barroco y por las zarinas rusas de Dolce & Gabbana!.

Sincerely. Adela Leonsegui*


8 comentarios on “SILENCIO, ES DOLCE & GABBANA”

  1. La Tía Petra dice:

    Uy. Qué bonito. Aunque me parece desacertada la música, no? por momentos tiene un eco así como de Eastern Countries, muy vals, Danubio y balalaika, que se ajusta a la inspiración del desfile, pero sin duda domina sobretodo la ópera italiana, que me saca del ambiente general, como que el oído va por un sitio y la vista por otro. Por momentos he visto también los vestidos de las vírgenes barrocas del sur, y algún que otro velo y encaje muy español, no?.

    Como ves, la Tía Petra es temeraria, no se calla ni debajo del agua, siempre dispuesta a ser decir más de lo que debe. Yo reivindico desde aquí a las personas imprudentes, aunque desde luego con tu pareja el silencio sea el mayor acto de intimidad (y no hablar en catalán!). Mil besos

  2. rebeca dice:

    Me priva tu post sobre el silencio, qué acertadas conclusiones sobre lo que debería ser un hábito de higiene para los que no nos callamos, y una trampa a evitar para los que se esconden tras él. El desfile es un espectáculo! a destacar: las diademas, los botines y los drapeados de encaje! muy español, si señor.

    Aunque como hábito y de higiene nunca me compraría nada que no pudiera meter en la lavadora y eso hace que mi armario sea bastante aburrido, también reconozco, que me lo llevaría todo para empezar a ponérmelo desde hoy y andar así por el metro de Madrid!

    Antes muerta que sencilla.

    Mil besos, precious.

    rbk

  3. Great amazing issues here. Iˇ¦m very glad to see your article. Thank you so much and i’m having a look ahead to touch you. Will you please drop me a e-mail?

  4. We’re a group of volunteers and starting a new scheme in our community. Your web site provided us with valuable info to work on. You’ve done an impressive job and our whole community will be thankful to you.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s