EL ARTE DE RECIBIR

Tengo la esperanza de aprender lo suficiente para llegar a hacerlo como ellos.

Sinceramente creo que lo de ser anfitrión no es un trabajo fácil. Se puede enseñar y aprender, pero estoy segura que es una condición de algunas personas.

A quien lo hace de manera forzada se le nota una tensión y una rigidez que no engañan, la prueba es la infantil pregunta en el momento de la despedida ¿qué tal todo?, en lugar de esperar a que sean los demás quienes agradezcan y elogien el recibimiento.

Invitar no es sólo hacerte sentir como en casa, eso es casi fácil pues la gente cree sentirse como en casa en cuanto tiene permiso para abrir el frigorífico. No se trata de eso, va mucho más allá de la simple hospitalidad: es saber exactamente el momento en que es el anfitrión quien debe hacer las cosas y cuándo no está de más hacer partícipes a los demás, para no hacerles sentir un incordio. Consiste en un equilibrio perfecto entre ponerlo todo a disposición de los otros y no crearles la sensación de ser una carga, aparte de otra serie de cosas que son las que sí se pueden aprender, como la buena mesa.

Cuando hablaba de ellos me refería a mis queridos amigos Pepe y Eduardo. Son los excelentes anfitriones, de los que probablemente lo pasan mejor que tú cuando te reciben. En su actitud, aparentemente, no hay nada fingido, nada parece preparado, pero siempre tienen la casa más acogedora, la mejor mesa, los aperitivos y cócteles más especiales, las copas o vasos adecuados, la comida más rica y casera, una conversación inteligente y divertida y sitio para todo el que se presente. Todo ello sin un ápice de cursilería, da igual si es la ciudad o la playa, ellos saben dónde están.

Así que seguiré en mi posición de perfecta invitada y llamaré al día siguiente para dar las gracias, recordar lo estupendo que estuvo todo y lo maravillosamente que lo pasamos.

Y mientras aprendo y no aprendo, seguiré acercándome a quien sabe hacerlo, que algo se me pegará.

Gracias.

Sincerely. Adela Leonsegui*


2 comentarios on “EL ARTE DE RECIBIR”

  1. rebeca dice:

    que bueno, Adele…cómo lo comparto, y extenderte a ti también esa condición de perfecta anfitriona porque siempre nos haces sentir como en casa. miles de besos princess!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s