DIEZ

31 de julio de 1976, un ejercicio perfecto en las paralelas y una mujer que hizo historia porque los jueces no tuvieron más remedio que darle un diez. Curiosamente apareció como un 1.00 porque sólo tenían tres cifras para puntuar. Nada es perfecto.

Tres años después, en 1979, una película elevó a la categoría de 10, la mujer perfecta, a Bo Derek. Una rubia americana con el pelo trenzado que dejó sin aliento a muchos y que muchas copiaron con poco éxito. Lo de las trencitas, no nos engañemos, no sienta bien. Está claro, nada es perfecto

Mujeres de diez, igual que hombres, hay una o ninguna.

Leo que los seres humanos pueden llegar a poseer capacidades mentales que les permiten inventar, aprender y utilizar estructuras lingüísticas complejas, matemáticas, científicas, tecnológicas y artísticas, que son entes sociales, capaces de concebir, transmitir y aprender conceptos totalmente abstactos y que no se tienen evidencias de que exista otra forma de vida con dichas capacidades o superiores. También leo que la maldad es una condición negativa atribuida al ser humano que indica la ausencia de moral, bondad, caridad o afecto natural por su entorno y quienes le rodean. No somos perfectos.

No es lo deseable, pero tendemos a infinito en nuestros defectos, y eso hace que las virtudes se apaguen como el crepúsculo de la noche.

Una pena.

Sincerely. Adela Leonsegui*


One Comment on “DIEZ”

  1. La tía Petra dice:

    Qué rollo los defectos…qué difícil dominarlos, qué tarea tan cansada…aunque, dicho sea de paso, sirven mucho en determinados momentos para sobrevivir, la verdad…..no obstante, al final, siempre pagas un precio por el mal que has usado en tu beneficio. Recuerdo haber usado el odio como fuente de energía, pero me temo que siempre andaré contaminado (y con cierta propensión adictiva a su uso y generación) Poderosa arma, el odio, la ira, pero muy traicionera. Aquí os adjunto un extracto de Star Wars donde la lucha entre el bien-y el mal es el eje principal. Por favor, a partirt del minuto 5:10 se concreta esta dicotomía existencial


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s