SUEÑOS DE CANNES EN BLANCO Y NEGRO

El festival de cine de Cannes cumple 65 años.

Quizá porque algunas de las fotos más bellas de mis padres están hechas en blanco y negro, es por lo que cuando pienso en Cannes yo vea sus mejores imágenes en esos colores.

Puede que, necesariamente, el festival esté ligado de manera inseparable a la palabra Glamour, eso que nadie es capaz de definir más allá de un “je ne sais quoi” y que yo asocio, también de manera inseparable, a aquellas mujeres de los 50 con sus curvas y sus poses, algunas imposibles e incluso impostadas…

Tal vez, porque los actores europeos, entonces mucho más presentes, estaban hechos de otra madera

O porque, entonces, las niñas sí querían ser princesas y hacían lo posible para ello

Puede que no imagine un martini en el Hotel Martínez en otro color que no sea el blanco y negro. No yo no lo veo.

Y es que lo que tenía aquél festival de Cannes con el que soñábamos eran grandes dosis de la inalcanzable Costa Azul, aquella que no soñábamos ver, ni mucho menos pisar, cuando todo era en blanco y negro.

Sincerely. Adela Leonsegui*



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s